CERRAR
succes-newsletter

MANATÍES



En Dolphin Discovery, nuestros manatíes son fruto del programa de colaboración con el Gobierno mexicano en la red de varamientos de animales marinos.
En 1999 se pide a Dolphin Discovery la recuperación de la salud de dos manatíes:
Romeo y Julieta, quienes son la primera generación de manatíes nacidos bajo cuidado humano.

MANATÍES

Los triquéquidos (Trichechidae) o Manatíes son una familia de mamíferos placentarios del orden Sirenia. Son apacibles herbívoros que pasan la mayor parte de su tiempo buscando e ingiriendo las plantas ribereñas y el lecho marino de aguas poco profundas. Se alimentan de unos 60 tipos diferentes de plantas, tales como hojas de mangle o algas; y para alimentarse usan el labio superior, que está dividido en dos. Un manatí adulto puede comer normalmente hasta un 9% de su peso, que son unos 50 kilogramos al día.

Los manatíes viven en aguas tanto dulces como saladas. Con poca frecuencia las orcas podrían atacar a los triquéquidos, por ser grandes, lentos y gordos, parecen una presa ideal para estos depredadores; sin embargo, debido a la distribución de los triquéquidos principalmente en aguas costeras y de baja profundidad de los trópicos, en donde las orcas aparecen en raras ocasiones, se cree que su depredación es poco frecuente.

La palabra "manatí", en la lengua indígena caribeña, significa "con mamas". Su nombre científico proviene del vocablo latino Trichechus, que hace referencia a los pequeños pelos o cerdas esparcidas sobre su cuerpo; y manatus proviene del vocablo griego μανάτος (manatus), que se refiere a la característica común de los mamíferos de amamantar a sus crías.

La longitud de su cuerpo alcanza entre 3 y 6 metros y su peso oscila entre 300 y 500 kilogramos. Su cuerpo es gris con intersticios rosados. Se distinguen de los dugongos por tener una cola aplanada horizontalmente en forma de espátula, en vez de forma de media luna.

Cada 2 a 5 años, la hembra da a luz una cría, la cual al nacer en promedio pesa 35 kg y mide de 90 a 120 cm de largo. La cría depende totalmente de su madre y permanece con ella por lo menos 2 años. Solamente la hembra se encarga de cuidar de la cría, dándole leche hasta que sus dientes estén bien formados para comer alimentos duros. Son adultos a los 4 años y pueden vivir hasta los 80.

DELFINES

LOBOS MARINOS

MANATÍES

¿SABÍAS QUÉ?

MITOS Y REALIDADES

DISTINTIVOS Y CERTIFICACIONES